Tuenti Navidad

Antes que nada, tranquilos. Este blog, por el momento, no se ha convertido en un porno-blog. Simplemente voy a escribir un post analizando el fenómeno conocido como “pornografía navideña en tuenti”.

Desde que tengo tuenti, cada vez que llegamos a estas… “señaladas” fechas, en tuenti empieza a aparecer gente etiquetada en este tipo de fotos, tituladas por el gracioso que las sube como “Feliz  Navidad chiquill@s/ mis niñ@s”.  Sinceramente no entiendo cuál es la finalidad de estas fotos.

En un primer momento piensas “recrearse la vista”, pero acto seguido tú mismo te respondes: ¿Y por qué sólo en Navidad y no el resto del año? Luego dices “por hacer la gracia”, pero es que carece de ésta.

En fin, que me parece patético y aquí lo plasmo.

Anuncios
Published in: on diciembre 30, 2009 at 5:21 pm  Dejar un comentario  
Tags: ,

Ctrl+C Ctrl+V

Sigo desafiando el sueño para rendirme a palabras.
Y luego te quejas de que están absorbiéndote las letras, pero a mi, mírame, me absorben las reflexiones estúpidas y los poemas se acumulan en el fondo de la página, sin compañía…
Ahora sólo escribo cosas inútiles que traducen pensamientos…
Sé que no podré dormir sin hablar de héroes…

Un héroe…

Se me pasan por la cabeza muchísimas series de televisión, dibujos animados. Pienso en Kenshin, Superman, Batman, Spiderman… Pienso en Alejandro Magno, Hércules…
¿Por qué ellos son héroes? Salvaron el mundo un día, quizás..
Pero ahora, cualquiera puede decir tres tonterías, todos le votan, sonríen y llega al poder. Entonces, el mundo será perfecto y luchará contra todas las cosas malas y Superman será un don nadie al lado de quien acabas de votar… Y mientras cuentan los votos, al otro lado de la televisión, en el sofá (jugando a cualquier juego estúpido o leyendo a Leroy, por ejemplo) hay un héroe de verdad…
Porque no sirve de nada salvar el mundo un día. Mi mundo muere muchas veces al año y los días restantes está en peligro sin que esté Octopus, Lex Luthor o Joker… Cualquier enemigo me basta, por pequeño que sea. Las palabras se vuelven armas, el chofer del bus, la adolescencia, un examen, el amigo de tu amiga… Pero los poderes superheroícos no tienen remedio…
El héroe de verdad (el del sofá) se levanta, coge el teléfono y te habla un rato. No dice nada con sentido (o a veces sí) pero te ríes y aceptas un par de consejos. No tiene batmóvil, ni trepa ni vuela, pero sabe encontrar la manera exacta y la combinación perfecta de autobuses para llegar a tu lado si es lo que necesitas, y darte un abrazo, sin haber usado super trajes… En vaqueros, con alguna camiseta y unos zapatos normales y corrientes… Un héroe de verdad no hace que tu vida sea perfecta, sino hace que luches por hacer que lo sea. Un héroe te hace vencer la gravedad, la distancia, los problemas… Y sólo un héroe de verdad, de los del sofá, los de los autobuses, los teléfonos móviles y los abrazos, te hace entender que el mundo se acaba cualquier día y empieza al día siguiente.

Entonces podemos entender que la luna tenga miedo, porque tiene que esconderse durante horas y dejar salir un rato al sol. Durante ese tiempo, no es capaz de vigilar(me)…

Y es ahí, justo ahí, cuando aparecen los héroes de verdad, midiendo las palabras, sonriendo, jugando con el tiempo y, sobre todo, haciendo que la noche se acabe sólo cuando queramos que acabe…

Entiendo que no sepas hablar de héroes…

[Copiado íntegramente de Tuenti, pero me encantó]

Published in: on diciembre 30, 2009 at 2:17 am  Comments (2)  
Tags: