Genérico

En mi instituto, en el aula Medusa (aula de informática), como en todos los institutos supongo, tenemos una carpeta que se llama “Genérico”. Pues bien, ahí es donde ponemos nuestros trabajos, para que el profesor los vea desde su ordenador, o para compartir cosas y tal. El genérico nos es de gran ayuda la verdad, pero cabe destacar que, cuando borras algo del genérico, es irreversible, no se va a la papelera de reciclaje.

Antes de continuar con la historia he de hacer un inciso y he de contar que, en mi época de perder todo, perdí mi pendrive (donde tenía guardados todos los trabajos de informática), a parte de la calculadora y el pendrive de mi madre (aunque éste último luego apareció).

[Continuemos]

Al igual que todos mis compañeros, yo tenía todos mis trabajos guardados en el genérico (aunque no en el pendrive). Un buen día, llegamos y ¿cuál fue nuestra sorpresa? ¡HABÍAN BORRADO EL GENÉRICO! No podíamos creerlo. Osea, ¿qué persona es tan cabrona y se aburre tanto como para borrar el trabajo y el esfuerzo de otros? Es demasiado triste, ¿no creen? Todos nos quedamos en estado de shock, pero la reacción no se hizo esperar y un compañero borró todo lo nuevo que había en el genérico. Ojo por ojo y diente por diente.

CABRONAZOS, NO LO VUELVAN A HACER MÁS.

PD: Ahora guardo mis archivos bien ocultos en un sitio que nadie nunca encontrará. Bueno sólo lo sabe el que se sienta al lado mío, así que si falta algo, ya sé quién es el culpable.


Anuncios
Published in: on diciembre 17, 2009 at 5:09 pm  Comments (3)  
Tags: ,