Frases Infanticélebres VI

Esta frase es, una vez más, de mi hermana Elena. Es que era muy zalamera ella de pequeña. Mi prima Miriam cumplió 18 años, como uno que yo me sé hará en breves, y a mi hermana no se le ocurrió decirle otra cosa que:

-¡Qué guay! ¡Ahora ya puedes ver todas las películas!

Published in: on enero 8, 2010 at 6:22 pm  Dejar un comentario  
Tags: , ,

Frases Infanticélebres IV

(Perdón por tener esto tan abandonado)

Mi padre, cuando mi hermana y yo éramos pequeños (pon tú 4 y 6 años respectivamente), se operó de una hernia de hiato. Cuando volvió y se quitó la blusa tenía las grapas que le cogían toda la barriga. Al verlo mi hermana se dirigió hacia a él diciendo: -¡Anda! ¡Qué guay! ¡Tienes una cremallera en la barriga!- y dispuesta a abrirla.

Published in: on diciembre 11, 2009 at 11:18 pm  Dejar un comentario  
Tags: ,

Teoría filosófica de mi señora hermana

Hay dos cosas que me encantarían.

Una es saber cómo escuchan los extranjeros a los españoles cuando hablamos español.

La otra es leer cuando yo quiera porque, si te paras a pensarlo, una vez que aprendes a leer, lo lees todo. Vas por la calle, y si ves un cartel, lo lees inconscientemente. Me gustaría que fuera como cuando éramos pequeños, que sólo veíamos letras sin ningún significado.

Elena Hernández Alemán en un día de enralamiento

en su cama justo antes de irnos a dormir.

Published in: on noviembre 13, 2009 at 12:47 am  Dejar un comentario  
Tags: ,

Frases infanticélebres II

Mi hermana Elena, la primera vez que viajó en avión, cuando la azafata se encontraba haciendo eso que hacen con la mascarilla y tal, soltó la siguiente perla:
-Mami, ¿esa señora es muda?

Published in: on noviembre 2, 2009 at 7:13 pm  Comments (2)  
Tags: