Carnaval

Todo el mundo denomina el Carnaval como esa época en la que las niñas-adolescentes-jóvenes-ynotanjóvenes aprovechan para vestirse como putas y subirse la falda y los niños-adolescentes-jóvenes-ynotanjóvenes se aprovechan y se la suben un poquito más. Intentando pillar cacho a toda costa, vamos. También es una época en que la gente va buscando peleas, gente a la que parece que el buen rollo le sienta mal.

Pues oye, debo ser la excepción de esta juventud canaria. ¿Debo? Debemos. Mis amigos y yo.

Para mí el Carnaval es otra cosa. Para mí el Carnaval es disfrazarme (de mujer, Lola concretamente, siempre), ponerme Pelucas, purpurina, bailar, cantar, divertirme, ir a la Cabalgata, a los Indianos, a la Sardina, a algún que otro mogollón. Pasarlo bien con los míos, en resumen. Carnaval=diversión y punto.

Como anécdota diré que ligué más en una noche vestido de mujer que en 17 años como hombre. Para que ustedes vean el grado de desesperación y salidorramiento que tienen algunos en estas noches carnavaleras.

Anuncios
Published in: on febrero 28, 2010 at 9:56 pm  Comments (1)  
Tags:

Falta de respeto

Era el 20 de febrero del corriente año. Sábado. La quema de la sardina por aquello de que se terminaba el carnaval y es tradición. Me encontraba con unos amigos en La Playa de Las  Canteras y esto que vemos que una señora mayor, con sus dos nietas, una agarrada a cada mano, se cae al piso, mejor dicho, a la arena. Me hizo gracia. Pero me paré a analizar la situación y era vergonzosa. La señora había tropezado con una pareja de aproximadamente mi edad que se encontraba besándose apasionadamente en la arena. Ella sobre él. Cabalgándola. Aquello no era besarse, era comerse mutuamente.  Esto que el tío le abre el pantalón a la tía. Esto que el tío le manosea las tetas a la tía y se las come también. Aquello era … no sé ni qué decir cómo era. Luego se levantaron y se fueron, supongo que a terminar lo que habían empezado en un lugar menos concurrido.

No digo que no tengan sexo en sitios públicos, no digo que no lo hagan en la playa, que incluso puede resultar un sitio hasta romántico (aunque éstos dos de los que hablo buscaban de todo menos romanticismo). Pero ¡coño! Hay un código no escrito que todo habitante de esta ciudad sabe: PUEDES REALIZAR ACTOS SEXUALES EN LAS CANTERAS TODAS LAS NOCHES MENOS LA DE LA SARDINA Y  LA DE SAN JUAN PORQUE EN ESTAS DOS FECHAS TODA LA CIUDAD ESTÁ EN LA PLAYA. Es que manda huevos….. 363 noches y cada cuatro años 364 para ir a la playa a “amarse” y ellos eligen una de las dos “prohibidas”, por así decirlo.

En fin….

Las Canteras en el entierro de la Sardina (este año había más gente, doy fe)

Las Canteras la noche de San Juan.

Published in: on febrero 28, 2010 at 2:02 am  Comments (1)  
Tags: