Los coches con dos puertas

Saben de lo que hablo.

Me refiero tanto a un coche de dos puertas normal-lujoso:

2puertas

Como al más zarrapastroso:

2puertas_1

¿Qué objetivo tienen? ¿Con qué fin una persona se compra un coche de dos puertas? Al fin y al cabo…. salvo las puertas, todo es igual al de 4. La única respuesta que se me ocurre es que lo hacen para jodernos a las personas como yo, a los patosos, a ésos que subir o bajar de un coche de 2 puertas supone un desafío extremo, a las personas que nunca consiguen salir a la primera, a las que siempre se dan en la cabeza en estos coches, a las que ven un coche de este tipo y tiemblan. No le veo otra explicación y no, no tiene gracia.

Anuncios

Tu edad es tu descuento

No se si habrán visto la publicidad de una óptica que dice “tu edad es tu descuento”. Simplemente consiste en esto.  Es más, te ponen un ejemplo en el anuncio: “si tienes 82 años, tendrás un descuento del 82%”.

En un principio, parece un chollo, una ganga. Pero yo, que tengo mucho tiempo libre (VERANOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOme paré a pensar y llegué a una reflexión. Si acude a esta óptica una persona de 101 años (o más), ¿le pagan por llevarse las gafas? Sólo hay una manera de averiguarlo:

¡ESPAÑOLES LONGEVOS! SALGAN A LA CALLE. ACUDAN A ESTA ÓPTICA. PREGUNTEN POR SU DESCUENTO Y SI ES COMO YO PLANTEO, ARRUINÉMOSLES (no es nada personal con la óptica. Simplemente me salió la vena revolucionaria).

Miedo

Tengo miedo. Miedo de no saber qué estudiar. Miedo a la PAU.

Pero sobre todo tengo miedo al futuro. Sé que hoy, jueves 6 de mayo a las 20:23 estoy aquí sentado en mi habitación escribiendo un post. Pero no sé dónde estaré en septiembre-octubre. No sé si estaré en Barcelona estudiando Genética, en Madrid Bioquímica, aquí Medicina. Realmente me estresa. Y me da mucho más miedo perder la relación con los amigos que tengo ahora. Hay mucha gente con la que me llevo bien hoy por hoy. Y, supuestamente, una vez que entras en la universidad, pierdes todo ese contacto. Yo no quiero. Bastante me ha costado conseguir estas amistades como para ahora empezar de cero.  Sé que debo aprovechar y disfrutar el momento, pero a veces pienso en esto y  me horrorizo.

Lo único que quiero es congelar el tiempo en el verano. Tampoco es demasiado lo que pido, ¿no?

Published in: on mayo 6, 2010 at 7:28 pm  Comments (2)  

Balance

Un año más que pasa. Y cada vez entiendo más a mi madre cuando dice eso de: -Ay, es que el tiempo se pasa volando.

Un año más que pasa y yo sigo aquí en mi silla, tratando de escribir un post decente, en este caso, haciendo un balance sobre el año que acaba de terminar, el 2009.

Académicamente hablando ha sido un buen año. En 1º de Bachillerato saqué muy buenas notas y lo que va de 2º también. Mi trabajito que me cuesta, todo hay que decirlo. Además, en febrero y marzo viajé a Sevilla y Madrid al MEP (Modelo de Parlamento Europeo (las siglas son en inglés)), una experiencia inolvidable de la que aprendí mucho y en la que conocí a mucha gente, mucha gente que merecía la pena.

En lo que a las relaciones personales respecta ha sido un año… movidito… pero en términos generales… bueno. Amistades que comenzaron a deteriorarse en el año anterior terminaron de romperse en 2009. Pero conocí a algunas personas maravillosas a las cuales actualmente puedo llamar amigos y se me llena la boca.  Me he llevado muchas alegrías al darme cuenta de que amigos que vivan lejos (llámese la Península Ibérica) vienen y quedan conmigo y todo sigue igual que siempre. En mi familia ha sido una verdadera montaña rusa la relación, sobre todo con mi padre.  Ha habido rachas que esto parecía una verdadera Guerra Mundial y ha habido épocas de tregua. Lo cierto es que el año lo terminamos bastante bien, y actualmente seguimos igual. No puedo asegurar cómo estaremos mañana.

El verano lo pasé un mes en Lanzarote y el otro aquí saliendo casi a diario con mis amigos a cualquier lado y las navidades también han sido muy… ¿amigables? ¿amistosas? ¡Bha!… ¡ya me entienden!

Y 2010 se presenta como un año bastante prometedor. El año en que terminaré Bachillerato y me podré ir de mi instituto, que no es que quiera irme, es que lo necesito, tras seis largos años encerrado entre las mismas cuatro paredes, viendo a diario las mismas caras, las mismas clases, el mismo patio, la misma cafetería. Espero, deseo, anhelo, ansío mayo de 2010, entre otras razones, para perder de vista Cruz de Piedra. Digo entre otras razones porque en mayo de 2010, un servidor se hace mayor de edad, qué ganas, qué momentazo será ese, pero no adelantemos acontecimientos.

Tras aprobar 2º Bachillerato, tendré que aprobar la PAU, con buena nota, esperemos. Y para esas fechas, ya deberé tener claro a qué me quiero dedicar el resto de mi vida, dura decisión (para esto dedicaré otro post, porque es una cuestión que me quita el sueño). Terminando el año, seré universitario, aún no sé si en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria o en la Península. Universitario, bonita palabra.

En resumen, 2009 fue un buen año y hay muy buenas expectativas para el 2010.

P.D: Qué post más largo me ha quedado…

Published in: on enero 3, 2010 at 1:10 am  Comments (1)  
Tags:

¿Y tú? ¿Sonríes al recordar?

Hace un par de veranos viví una bonita experiencia. Tuve un grupo de amigos. Sí, sí. Un grupo de ésos con los que sales todos los días, a todos lados, a todas horas. Recuerdo incluso que nos pusimos un nombre especial evocando a la red social por la que empezamos a entablar confianza unos con otros. ¿Cuántos éramos? ¿12? ¿15? ¡Bha! ¡Qué más da! Unos estuvimos desde un principio, otros se incorporaron un pelín más tarde pero, lo cierto es que éramos felices, siempre estábamos riendo, bromeando, ¡jó!, era todo tan bonito. Por diversas circunstancias (no es plan buscar culpables) ese grupo fue fracturándose en pequeños subgrupos y separándose cada vez más hasta el punto de que muchos somos ya prácticamente desconocidos. Este proceso costó, me atrevería a decir incluso que dolió pero, actualmente, como acabo de comentar, no me preocupo de buscar culpables (no merece la pena), simplemente me quedo con que cada vez que recuerdo aquel bonito verano, una sonrisa se dibuja en mi cara.

En el momento que vivo actualmente, se podría decir que soy casi plenamente feliz pero, al fin y al cabo, esta felicidad se acabará esfumando debido a los altibajos característicos de la vida (más característicos aún si al sustantivo “vida” le añadimos el complemento del nombre “de un adolescente”). Sin embargo, me motiva pensar que dentro de un par de años el recuerdo de este momento me dibuje una sonrisa en la cara, pues no hay mayor satisfacción que una sonrisa causada por un recuerdo.

Porque, si se paran a analizarlo, queridos amigos, la vida se puede reducir simplemente a eso, a Recuerdos que dibujan Sonrisas.

Published in: on octubre 26, 2009 at 10:04 pm  Comments (5)  
Tags: ,

Pluscuamperfecto

He llegado a una conclusión: no me quiero pasar el resto de mi vida hablando en pretérito pluscuamperfecto de subjuntivo.

Published in: on octubre 11, 2009 at 9:21 pm  Comments (5)  
Tags:

Nueva especie

¡Dios mío!
He descubierto una nueva raza, una nueva especie, me atrevería yo a decir. Esta nueva especie, en lugar de encontrarse en peligro de extinción, le ocurre todo lo contrario, se está expandiendo a pasos agigantados.
Me estoy refiriendo a los chófer de guagua/autobús.
El chófer de guagua/autobús cuando te subes al vehículo que conduce ni te mira, y si le dices buenos días, para él es algo fuera de lo normal. Es antipático por naturaleza. Si te ves en la situación de que no te entra el bono por la razón que sea, te mira como si fueras un bicho raro, y tú, más nervioso que te pones, menos que el bono entra, más que se arruga, y más bochornosa que se vuelve la situación, pues esto suele ocurrir cuando hay triquisientasmil personas detrás tuya y dentro hay otras tantas. Pero el hecho que más caracteriza a este ser es la mala leche y la falta de solidaridad. Me explico. Nunca me ha pasado que un chófer de guagua/autobús me vea corriendo hacia ésta como si se me fuera la vida en ello, como si de una maratón se tratase, y pare. ¡No!Todo lo contrario, él arranca, y no contento con ello te mira y sonríe, se siente bien con el sufrimiento ajeno, se regodea. No lo comprendo, pero me toca la moral. Y ahora hago un llamamiento en especial al chófer de guagua/autobús que lleva la línea 9 dirección Escaleritas-Hospital Insular a las 4 de la tarde y en la dirección opuesta a las 6 y media: SÉ QUIÉN ERES, SÉ LA GUAGUA QUE CONDUCES, CONOZCO TU CARA, PUES TE HAS REÍDO DE MÍ LO QUE HAS QUERIDO, PERO QUIERO QUE SEPAS QUE TENEMOS UNA CONVERSACIÓN PENDIENTE, QUE A MÍ NADIE ME DEJA DOS DÍAS SEGUIDOS DOS VECES SEGUIDAS BOTADO EN UNA PARADA DE GUAGUAS ESPERANDO COMO UN SUBNORMAL. YO DE TI ME ANDARÍA CON CUIDADO. (esto es negociable con un par de viajes gratis en la guagua, es un trato razonable)

Dado al gran número de chófer de guagua/autobús que leen mi blog (vaya farol) quiero decir que habrá chófer de guagua/autobús buenos, pero pienso que son la excepción que cumple la regla.

Declaro así mi guerra a los chófer de guagua/autobús.

Published in: on octubre 9, 2009 at 10:48 pm  Comments (3)  
Tags: