Soy de la generación sí sí (CtrlC+CtrlV)

Copiado de http://www.elreferente.es/periodista-por-un-dia/

Soy una chica de 21 años que no se siente reconocida en ninguna de estos programas que me acribillan en todas las cadenas televisión.

Soy joven y aunque les parezca increíble me considero responsable, comprometida y me importa mucho mi familia y mis amigos, ¿Se sorprenden? Pues también estudio. ¿Tienen ya las manos en la cabeza? Pues prepárense, no soy la única. Tengo a mí alrededor miles de jóvenes capaces y comprometidos con su vida y la sociedad.

Participamos en voluntariados, somos la generación más preparada, asistimos a cursos y jornadas, leemos, etc., pero no somos los suficientemente morbosos como para dar puntos de audiencia. Para esto esta la generación “nini”, “curso del 63” y “callejeros en una noche de fiesta”.

Me enseñaron en la universidad que el ser humano es un ser social, que se construye en sociedad. Si de verdad piensan que los jóvenes somos así, no se alejen, no tengan miedo y acérquense, que en esto, lo que somos, usted también tiene algo que ver.

Estamos orgullosos de nuestros padres y madres, que fueron la generación que luchó en la transición por nuestros derechos, pero ahora que nosotros intentamos conseguir un mundo mejor nos callan las voces. Desde el respeto, no vuelquen su conformismo en nosotros,  nosotros sí queremos cambiar el mundo.

Me indigna ver estas programaciones de televisión y que después apenas hablen de manifestaciones antibolonia, asociaciones, colectivos y movimientos sociales creados y gestionados por jóvenes. Y me indigna, ver a amigos irse lejos de casa para poder labrarse un futuro teniendo un currículo que ya lo quisieran algunos altos mandatarios, y si no, su currículo, por lo menos sus principios morales.

Pero esto no va destinado ni para altos mandatarios, ni para medios de comunicación, ni para centros educativos, ni para padres, ni para madres. Esto es un aplauso para la generación “sisi” (sí estudia y sí trabaja para poder costearse esos estudios).

También para aquellos jóvenes que por circunstancias de la vida no estudian, pero trabajan de sol a sol en trabajos precarios, y, en muchas ocasiones, son explotados por esos que se llenan la boca diciendo que lucharon por una democracia y nuestros derechos. No nos dejemos engañar, somos mucho más que esa imagen distorsionada que nos quieren hacer creer.

Soy joven y estoy orgullosa de mí y de mi generación.

Anuncios
Published in: on febrero 5, 2010 at 11:30 pm  Comments (1)  
Tags:

Ctrl+C Ctrl+V

Sigo desafiando el sueño para rendirme a palabras.
Y luego te quejas de que están absorbiéndote las letras, pero a mi, mírame, me absorben las reflexiones estúpidas y los poemas se acumulan en el fondo de la página, sin compañía…
Ahora sólo escribo cosas inútiles que traducen pensamientos…
Sé que no podré dormir sin hablar de héroes…

Un héroe…

Se me pasan por la cabeza muchísimas series de televisión, dibujos animados. Pienso en Kenshin, Superman, Batman, Spiderman… Pienso en Alejandro Magno, Hércules…
¿Por qué ellos son héroes? Salvaron el mundo un día, quizás..
Pero ahora, cualquiera puede decir tres tonterías, todos le votan, sonríen y llega al poder. Entonces, el mundo será perfecto y luchará contra todas las cosas malas y Superman será un don nadie al lado de quien acabas de votar… Y mientras cuentan los votos, al otro lado de la televisión, en el sofá (jugando a cualquier juego estúpido o leyendo a Leroy, por ejemplo) hay un héroe de verdad…
Porque no sirve de nada salvar el mundo un día. Mi mundo muere muchas veces al año y los días restantes está en peligro sin que esté Octopus, Lex Luthor o Joker… Cualquier enemigo me basta, por pequeño que sea. Las palabras se vuelven armas, el chofer del bus, la adolescencia, un examen, el amigo de tu amiga… Pero los poderes superheroícos no tienen remedio…
El héroe de verdad (el del sofá) se levanta, coge el teléfono y te habla un rato. No dice nada con sentido (o a veces sí) pero te ríes y aceptas un par de consejos. No tiene batmóvil, ni trepa ni vuela, pero sabe encontrar la manera exacta y la combinación perfecta de autobuses para llegar a tu lado si es lo que necesitas, y darte un abrazo, sin haber usado super trajes… En vaqueros, con alguna camiseta y unos zapatos normales y corrientes… Un héroe de verdad no hace que tu vida sea perfecta, sino hace que luches por hacer que lo sea. Un héroe te hace vencer la gravedad, la distancia, los problemas… Y sólo un héroe de verdad, de los del sofá, los de los autobuses, los teléfonos móviles y los abrazos, te hace entender que el mundo se acaba cualquier día y empieza al día siguiente.

Entonces podemos entender que la luna tenga miedo, porque tiene que esconderse durante horas y dejar salir un rato al sol. Durante ese tiempo, no es capaz de vigilar(me)…

Y es ahí, justo ahí, cuando aparecen los héroes de verdad, midiendo las palabras, sonriendo, jugando con el tiempo y, sobre todo, haciendo que la noche se acabe sólo cuando queramos que acabe…

Entiendo que no sepas hablar de héroes…

[Copiado íntegramente de Tuenti, pero me encantó]

Published in: on diciembre 30, 2009 at 2:17 am  Comments (2)  
Tags:

Madre no hay más que una

Mi hermana Elena, mi madre y yo hablando.

E: ¿Y por quién lo dices? ¿Eh, Mario?

Y: Ay, Elena, ¡qué más da!

M: Déjalo Elena, tu hermano es más reservado que todos los derechos.

A veces falta una persona y parece que el mundo entero está despoblado.

Alphonse de Lamartine.

Published in: on noviembre 21, 2009 at 10:18 pm  Comments (1)  

Teoría filosófica de mi señora hermana

Hay dos cosas que me encantarían.

Una es saber cómo escuchan los extranjeros a los españoles cuando hablamos español.

La otra es leer cuando yo quiera porque, si te paras a pensarlo, una vez que aprendes a leer, lo lees todo. Vas por la calle, y si ves un cartel, lo lees inconscientemente. Me gustaría que fuera como cuando éramos pequeños, que sólo veíamos letras sin ningún significado.

Elena Hernández Alemán en un día de enralamiento

en su cama justo antes de irnos a dormir.

Published in: on noviembre 13, 2009 at 12:47 am  Dejar un comentario  
Tags: ,

Bones

No es que me apasione esta serie pero, joder, escuché esto y aplaudí.

Wood: Y entonces, dos personas se funden en una sola.

Bones: Es físicamente imposible que dos personas ocupen el mismo espacio.

W: Sí, pero cuando lo hacemos bien, nos acercamos.

B: ¿A qué? ¿A romper las leyes físicas?

W: Sí.

Published in: on octubre 23, 2009 at 8:44 pm  Comments (2)  
Tags:

Ahí va una cita

Piensa en cuando estás frente al mar:
el mar es bravo, es suave,
el mar lo es todo.
No puedes poseer el mar,
pero lo amas,
a la vez que lo respetas.

Ama a las personas del mismo modo que amas al mar.
Sólo sabrás amar si amas como al mar,
pues no lo puedes poseer,
ni quieres que sea tuyo,
pero aún así lo amas.

Chelo, profesora de Ciencias para el Mundo Contemporáneo de 1º de Bachillerato del I.E.S Cruz de Piedra. En el momento en que dijo esto, todo el mundo, hasta los que no dejan dar clase se quedó callado.

Published in: on octubre 17, 2009 at 11:52 am  Comments (6)  
Tags: